CAMBIOS EN ZONA FRANCA

 

Informamos a todos los usuarios (directos e indirectos) de Zona Franca, y, en especial, a quienes se encuentran tramitando actualmente la calidad de usuario para operar en Zona -o planean hacerlo a corto plazo- la aprobación de ciertos cambios.

Por resolución del Área Zonas Francas (“AZF”) del pasado 28 de febrero, se ha sustituido el hasta ahora vigente “Plan de Negocios” que debían presentar los usuarios por un “Plan de Inversión” (“PI”).

El PI rige desde el 1 de marzo de 2019, por lo que cualquier solicitud de nuevo usuario, prórroga, cesión, o cualquier otra comunicación posterior a dicha fecha, debe realizarse adjuntando el referido PI, y no se dará trámite a ninguna solicitud que utilice el anterior Plan de Negocios.

La presente modificación tiene el principal objetivo de adecuarse a la última reforma normativa en la materia (Ley 19.566 y Decreto 309/2018), de modo de facilitar el contralor que ejerce el AZF.

Los principales cambios del nuevo PI son:

  • exigir determinados datos financiero-contables (como una sección específica de flujo de fondos y cálculo de TIR)
  • se torna preceptivo detallar el origen de los costos de los bienes vendidos y/o servicios prestados (antes esto podía ser recomendable, pero alcanzaba únicamente con una cifra de costos)
  • Todos los usuarios deben proyectarse por al menos 5 años (incluso aquellos usuarios indirectos que tengan contratos por menos plazo).

Por su parte, la Dirección General Impositiva (“DGI”) dictó con fecha 15 de enero la Resolución 231/2019, por lo cual regula -entre otras cosas- la facturación electrónica de las empresas que operan en Zona Franca. A saber:

  • todas las empresas usuarias o desarrolladoras de una Zona Franca deberán obligatoriamente utilizar el régimen de facturación electrónica, independientemente de sus ingresos, volúmenes, etc.[1]
  • a los efectos del ítem anterior, aquellas empresas que ya estén operativas tendrán plazo hasta el 1 de abril de 2019 para adherirse a este sistema. Las nuevas empresas, por su parte, tendrán un plazo de 90 días desde la autorización para operar del AZF (ya sea expresa o tácita).

respecto a la nueva autorización legal a empresas de Zona Franca para brindar servicios en territorio no franco a empresas contribuyentes de IRAE, los contribuyentes deberán, previo a recibir los servicios, comunicar por escrito al prestador que son contribuyentes de IRAE y que los servicios a brindarse estarán afectados a dicho impuesto. Si bien esto es estrictamente una obligación de quienes vayan a recibir el servicio, es importante que el prestador se asegure de contar con dicha comunicación antes de comenzar a brindar los servicios.

[1] La misma obligación aplica a quienes presten servicios de cobranza de morosos a usuarios de zona franca, así como a quienes vendan productos y/o servicios para consumo final a trabajadores de empresas usuarias o desarrolladoras de zona franca.