Sentencia del TCA establece posición tributaria sobre determinados servicios de Clubes Deportivos

Con fecha 19 de febrero de 2019 se dictó la Sentencia Nº 64/2019 del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), que determina un antecedente relevante a la hora de considerar determinadas actividades realizadas por Clubes Deportivos.

En particular, un Club Deportivo (en adelante CDE) solicita acción de nulidad de la Resolución Nro. 3/0090/2016, dictada el 3 de febrero de 2016, por el Director de División Fiscalización de la Dirección General impositiva (en adelante DGI), en el marco del ejercicio de sus actividades de inspección. En la misma se insta al CDE a abonar IVA e IRAE por determinadas actividades en las cuales la Administración entendió que no gozaban de la exoneración prevista por el artículo 69 de la Constitución de la Republica, más multas y recargos.

Antecedentes:

Ante una petición de certificados de crédito solicitada por CDE, la DGI detecta ciertas irregularidades en la institución y resuelve dar paso a la fiscalización de esta.

Se observaron las siguientes actividades por parte de la Administración, entendiendo que las mismas se encuentran alcanzadas por IRAE e IVA:

  1. Ingresos percibidos del local destinado a Boutique
  2. Ingresos por concesión de la explotación de Restaurant
  3. Ingresos por arrendamiento de gimnasios y salones con parrilleros
  4. Ingresos percibidos por contratos de publicidad.
  5. Ingresos percibidos por las comisiones administrativas

Normativa aplicable:

De acuerdo con lo establecido por el art. 69 de la Constitución de la República: “Las instituciones de enseñanza privada y las culturales de la misma naturaleza estarán exoneradas de impuestos nacionales y municipales, como subvención por sus servicios”

Por su parte, el art. 448 de la Ley No. 16.226, establece: “Declárense comprendidas en la exoneración impositiva establecida en el artículo 69 de la Constitución de la República a las Instituciones privadas que tienen como finalidad única o predominante la enseñanza privada o la práctica o difusión de la cultura.

Dichas instituciones deberán inscribirse en los registros de instituciones culturales y de enseñanza que llevará el Ministerio de Educación y Cultura o, en su caso, la Administración Nacional de Educación Pública o sus Consejos Desconcentrados.

No se considerarán comprendidos en la exoneración los impuestos que gravan los servicios, negocios jurídicos o bienes que no estén directamente relacionados con la prestación de las actividades culturales o docentes.

Las solicitudes de exoneración para importar o adquirir bienes que, por su naturaleza, puedan servir también para un destino distinto de la enseñanza o la cultura, serán autorizadas por el Poder Ejecutivo cuando dichos bienes fueren necesarios para el cumplimiento de los fines de la institución solicitante. Los bienes importados o adquiridos con exoneración de Impuestos no podrán ser enajenados por el plazo que fije la reglamentación.”

Por último, el art. 5 del Título 3 del Texto Ordenado de 1996, establece que: “No se considerarán comprendidos dentro de las exenciones previstas en el artículo 1º de este Título, los gravámenes aplicables a bienes, servicios o negocios jurídicos que no estén directamente relacionados con los fines específicos de las entidades que han motivado su inclusión en el régimen de exenciones.”

Fallo del Tribunal:

  1. A juicio del Tribunal, el servicio que presta la Boutique a los asociados se encuentra íntimamente conectado y contribuye a la realización de los fines del Club, favoreciendo el desarrollo de actividades que allí se practican, por lo que se encuentra alcanzada por la exoneración tributaria.

En cuanto a la injerencia que tiene el Club en la Boutique se explica sin mayor dificultad, en tanto, se trata de extremos que repercuten directamente en la imagen del Club. No corresponde hablar de la existencia de combinación de capital y trabajo por parte del Club, se concluye que el servicio de boutique contribuye a la realización de los fines del Club y por ende, se encuentra exonerado de impuestos.

En definitiva, da la razón al CDE. Afirma que la actividad relacionada con la Boutique que se encuentra dentro de las instalaciones del Club está vinculada con los fines específicos de éste que motivaron su inclusión en el régimen de exoneraciones, y, por tanto, se encuentra amparada por la exoneración del artículo 69 de la Constitución de la República. Por lo dicho, no corresponde tributar IVA ni IRAE determinado mediante el acto enjuiciado.

 

  1. El tribunal entiende que los ingresos de la concesión de la explotación de Restaurante se encuentran exonerados de IRAE e IVA, en virtud del artículo 69 de la Constitución.

A juicio de la Sala, resulta claro que cualquier institución que posea los cometidos culturales y sociales que caracteriza a los Clubes Deportivos, verá beneficiada su actividad y podrá con mayor facilidad alcanzar sus cometidos, si cuenta con un lugar de reunión y socialización como lo constituye una cantina, por lo que se concluye que, esta actividad contribuye con los fines específicos del Club y, en consecuencia la misma se encuentra exonerada de los tributos de IVA e IRAE, al amparo de la normativa vigente.

  1. Para el caso de los arrendamientos de gimnasios y salones con parrilleros, se distingue el fallo en virtud de si es otorgado a socios o a no socios.

De acuerdo a lo establecido en los Estatutos del Club, éste tiene como fines: “a) fomentar el acercamiento entre los asociados y un mejor conocimiento entre ellos, vinculándolos y facilitando sus relaciones mutuas, estimulando así el espíritu de compañerismos y solidaridad humana, b) propender a la elevación moral e intelectual de sus asociados…, c) estimular el desarrollo de la educación física…”. Tomando en cuenta los fines del Club antes mencionados, cabe concluir que el alquiler de gimnasios y parrillero a socios se encuentra dentro de las actividades que facilitan las relaciones mutuas entre ellos y su acercamiento, encuadrando dentro de las actividades vinculadas con los objetivos sociales y culturales del Club, por lo que procede la exoneración tributaria de las mismas.

 

  1. En lo que respecta a la publicidad, en la medida que la actividad de venta de publicidad no se encuentra comprendida dentro de los fines del Club que ameritan la inmunidad impositiva, la misma no se encuentra amparada por la exoneración prevista en el artículo 69 de la Constitución de la República, aun cuando su producido se utilice para realizar actividades propias de la institución. La afectación debe ser directa, inmediata al fin cultural y deportivo, y no tan solo mediata o indirecta.

En consecuencia, los ingresos percibidos por tal concepto están gravados por IVA e IRAE, en tanto, se presenta la combinación de capital y trabajo.

  1. Respecto a los ingresos por comisiones administrativas, los mismos responden a los costos administrativos, por ejemplo, por descontar de los sueldos de los empleados importes cuando se realiza un colectivo. Por lo que cabe considerarlas como reintegros de gastos que no resultan gravados.

Conclusiones:

En resumen, respecto a los servicios en cuestión, el TCA sentencia que la publicidad y los arrendamientos de gimnasios o parrilleros para no socios de Clubes Deportivos, son los únicos ingresos que el Tribunal entiende no amparados bajo la exoneración del artículo 69 de la Constitución y por lo tanto alcanzados por IRAE e IVA; los restantes servicios señalados se consideran exonerados.

Como mencionamos al inicio, esto es un antecedente importante para los Clubes Deportivos, ya que expone una opinión de la administración y el fallo del Tribunal sobre determinados ingresos que no son directamente relacionados con el pago de cuotas de sus socios.

Quedamos a las órdenes por cualquier duda sobre los aspectos mencionados u otras consultas al respecto.

BRAGARD – Contable y fiscal

Redactor responsable – Luciana Mantero