Telemedicina en Uruguay

La telemedicina buscar aplicar las tecnologías de la información y comunicación a la medicina. Es utilizada en otras partes del mundo con gran éxito y llega a nuestro país buscando optimizar los costos en salud, racionalizar los gastos, facilitando el acceso de los pacientes a los servicios sanitarios.

La telemedicina es la herramienta por la cual los médicos de Atención Primaria pueden acceder a la opinión de un especialista, cualquiera sea el lugar donde se encuentren. Esto permite apoyar diagnósticos, tratamientos a distancia en tiempo real y derivaciones en tiempo oportuno a centros de mayor complejidad. Asimismo, contribuye al seguimiento de los pacientes sin necesidad de trasladarse al centro asistencial, lo cual también contribuye a la no saturación de los centros de salud.

En suma, se busca optimizar los servicios de salud, ahorrando tiempo y dinero, derribando barreras geográficas, poniendo a la tecnología al servicio de la medicina.

El proyecto de Ley que regula la Telemedicina se aprobó el miércoles 25 de marzo pasado y será el Ministerio de Salud Pública el encargado, en un plazo de 90 días, de elaborar un protocolo de actuación.

Es importante señalar que la telemedicina será un servicio complementario, universal, que garantiza la protección de los datos de cada paciente, teniendo especial relevancia su consentimiento, promoviendo la atención integral.

Por otra parte, resulta una herramienta útil para las poblaciones carcelarias. De hecho, forma parte de la estrategia de atención integral, promoción y prevención de los centros de privación de libertad en nuestro país, buscando que los pacientes privados de libertad puedan realizar consultas con profesionales de la salud, sin necesidad de desplazarse.

Se trata de utilizar la tecnología al servicio de la medicina, permitiendo que se pueda contactar con centros de referencia a nivel mundial, sin necesidad de viajar, logrando que aquellas personas que no pueden costear el traslado, también puedan acceder a una segunda opinión de expertos sin costo.

Otro aspecto a señalar es que, si bien el Proyecto de Ley fue aprobado recientemente en nuestro país, ya se venía implementando en diversos centros asistenciales y de hecho se realizó un plan piloto en el Hospital de Cerro Largo.

Sin perjuicio de ello, aún queda mucho camino por recorrer ya que el sistema de salud debe implementar las herramientas que permitan llevar a cabo las interconsultas, así como generar mecanismos de acceso online a las historias clínicas de los pacientes. A la fecha ya existen algunas mutualistas y prestadores privados que han desarrollado sus propias aplicaciones, a efectos de llevar a cabo la telemedicina.

Otra cuestión relevante es que no todas las personas que acceden al sistema integral de salud pueden acceder a un smartphone o similar, a efectos de acceder a estas herramientas.

Por último, remarcar que la aplicación “CoronaVirusUY” -lanzada recientemente por nuestro Gobierno- incluye la posibilidad de tener una consulta médica por videollamada, teniendo como principal ventaja que el personal médico no establece contacto con pacientes que posiblemente estén contagiados, evitando el riesgo de propagación del virus COVID – 19.

En suma, la telemedicina permite mayor equidad, universalidad, descentralización y en muchos casos descongestionar los centros de salud, complementando, pero no sustituyendo la relación médico – paciente.

Documento elaborado por la Dra. Montserrat Pérez.