NUEVO DECRETO REALIZA MODIFICACIONES AL RÉGIMEN DE PROMOCIÓN DE INVERSIONES ESTABLECIDO POR LA LEY N° 16.906 PARA EL FOMENTO DE INVERSIONES EN URUGUAY.

Con fecha 7 de octubre del presente año fue publicado el Decreto N° 268/020 (en adelante, el
“Nuevo Decreto”), que reglamentó determinados aspectos de la Ley N° 16.906 (en adelante, la
“Ley de Inversiones”) modificando la anterior reglamentación en la materia, establecida por el
Decreto N° 143/018.

El Nuevo Decreto es de aplicación preceptiva para todos los proyectos presentados a partir de
su publicación. No obstante lo anterior, establece un régimen de transición que permite optar
por el régimen del Nuevo Decreto o por el régimen establecido por el Decreto N° 143/018, a
aquellas empresas que hubieren presentado proyectos de inversión solicitando la declaración
promocional prevista en la Ley de Inversiones entre el 1° de mayo y el 6 de diciembre de 2020
(60 días a desde la publicación del Nuevo Decreto), debiendo expresar por escrito el ejercicio de
dicha opción.

Antecedentes.

La Ley de Inversiones estableció el marco jurídico en Uruguay para declarar de interés nacional,
a la promoción y a la protección de las inversiones realizadas por inversores nacionales y
extranjeros en territorio uruguayo, lo que se denominó “Declaratoria Promocional”. A tales
efectos, creó un régimen de considerables beneficios fiscales del que podrán beneficiarse los
sujetos que cumplan con las condiciones que en ella y en sus Decretos Reglamentarios se
establecen.

En líneas generales, a los efectos de evaluar los proyectos de inversión que se someten a estudio,
se establece una matriz de indicadores que reflejan los objetivos buscados por la Ley de
Inversiones y sus decretos reglamentarios (Generación de Empleo, la Descentralización, el
Aumento de Exportaciones, las Tecnologías Limpias, la Investigación y Desarrollo e Innovación,
entre otros que se dirán). La contribución del proyecto en cuestión a cada uno de los objetivos
que reflejan estos indicadores se evalúa en las formas establecidas en su reglamentación.
La COMAP evalúa los proyectos de inversión presentados y recomienda al Poder Ejecutivo la
promoción de aquellos proyectos que considera que cumplen con los indicadores y objetivos
requeridos.

La aprobación del Nuevo Decreto tuvo lugar por motivo de un descenso en la actividad
económica como consecuencia de la situación de crisis sanitaria que atraviesa el país y el mundo
a raíz del nuevo Coronavirus COVIT-19. De esta forma, se modifican mediante el Decreto,
diversos criterios que inciden en la promoción de los proyectos de inversión presentados en el
marco de la Ley de Inversiones, buscando otorgar mayores beneficios en pos de estimular el
ascenso de la economía del país.

En síntesis, el Nuevo Decreto modifica principalmente los siguientes aspectos (sin perjuicio de
que luego desarrollaremos por separado cada modificación):

1. Modificación de la metodología de evaluación de los proyectos de inversión;
2. Optimización de las ponderaciones de los indicadores de la matriz de objetivos,
otorgando énfasis a la generación de empleo y elaborando una matriz simplificada a
estos efectos;
3. Redefinición del indicador de descentralización y exportaciones, ampliando el concepto
de “innovación” e incorporando indicadores sectoriales.
Por otro lado, queremos destacar que- si bien se modifican determinados aspectos relativos a
los plazos- en lo que hace al trámite de solicitud para la obtención de la declaratoria
promocional, el Nuevo Decreto no realiza modificaciones significativas a las disposiciones del
Decreto 143/018 de la Ley de Inversiones.

Principales Modificaciones realizadas por el Nuevo Decreto.

A continuación realizaremos una breve descripción de las modificaciones que entendemos más
significativas de las establecidas por el Nuevo Decreto.

Beneficiarios (Art. 1).
Se suprime la prohibición establecida por el Decreto 143/018 de ampararse en el régimen de
beneficios fiscales establecidos por la Ley de Inversión a las empresas de la industria tabacalera.

Alcance objetivo (Art. 3).
Se amplía el concepto de inversiones elegibles para el proyecto de inversión, determinando que
serán consideradas tales -además de las adquisiciones de bienes que integren el activo fijo- las
adquisiciones de bienes para integrar el activo intangible de las empresas. Encomendándose al
Poder Ejecutivo la determinación del elenco de bienes incorporales cuya adquisición es
considerada una inversión.

Inversiones computables (Art. 4).
Se establece como criterio general que las inversiones previstas en el proyecto de inversión,
computables para la obtención de los beneficios, serán las ejecutadas a partir del inicio del
ejercicio de presentación de la solicitud de la declaratoria promocional por la empresa, o en los
6 meses anteriores al primer día del mes de la presentación y por un máximo total de 10
ejercicios.

Este nuevo artículo aumenta el plazo para el cómputo de las inversiones elegibles que
anteriormente era de un máximo de 5 ejercicios posteriores a la solicitud de declaratoria
promocional. Sin perjuicio de determinadas excepciones que se preveían y en las cuales dicho
plazo se podía extender (ej. para inversiones que requirieran plazo mayor a 5 ejercicios para su
ejecución, casos de fuerza mayor que afectaran la ejecución de las inversiones, etcétera).

Asimismo, el Decreto 143/018 también establecía la posibilidad de computar como inversiones
elegibles a las realizadas con 6 meses de anticipación a la solicitud de la declaratoria promocional
pero condicionando dicho cómputo a que dichas inversiones (i) fueran necesarias para la
realización del proyecto; y (ii) no superaren el 20% total de la inversión elegible. Con la actual
redacción del Nuevo Decreto dichas exigencias fueron suprimidas.

Criterios para otorgar los beneficios (Art. 5).
Se modifica la matriz para la evaluación de los indicadores y objetivos que deben cumplir los
proyectos de inversión, siendo éstos la Generación de Empleo, la Descentralización, el Aumento
de Exportaciones, las Tecnologías Limpias, la Investigación y Desarrollo e Innovación (I+D+i) y un
indicador sectorial (en adelante, los “Objetivos” o “Indicadores” indistintamente). En este punto,
el Decreto 143/018 establecía un sistema (una matriz) que otorgaba un puntaje a cada Indicador.

El Art. 5 del Nuevo Decreto elimina este sistema y establece que será la COMAP la encargada de
establecer una matriz de indicadores ponderando la participación de los Objetivos. Debiendo
asignarles un puntaje a los solicitantes en función de los resultados esperados del proyecto y
disponiendo el puntaje mínimo para acceder a la declaratoria promocional.

Asimismo, se encomienda a la COMAP el establecimiento de un régimen “simplificado” que
utilizará para la asignación del puntaje el indicador “empleo”, y que tendrá en cuenta el número
de puestos de trabajo a crearse (promedio anual). Se dispone el establecimiento de un puntaje
mínimo para acceder a la declaratoria en función al monto de la inversión del proyecto.También se suprime el cronograma de indicadores establecido en el Art. 12 del Decreto 143/018.
Evaluación por parte de la COMAP (Art. 9).

Se amplía el plazo para el estudio de los proyectos de inversión por la COMAP y el plazo de
suspensión por solicitud de información adicional de la empresa por parte de la COMAP de 60 a
90 días hábiles.

Seguimiento (Art. 11).
Se agrega información adicional a aquella que debían proporcionar las empresas que hubieren
solicitado la declaratoria promocional (hayan obtenido o no la aprobación de la misma), dentro
de los 4 meses del cierre de cada ejercicio económico. En este sentido, se establece que -además de la declaración jurada en la que conste la información referente a la ejecución de la inversión, los beneficios fiscales utilizados y el
cumplimiento de los indicadores comprometidos de acuerdo la reglamentación de la COMAPlas empresas deberán presentar la declaración jurada de impuestos y los estados contables con informe de auditoría (en caso de grandes contribuyentes de la Dirección General Impositiva“DGI”), estados contables con informe de revisión limitada (para contribuyentes clasificados por la DGI como “CEDE”) y estados contables con informe de compilación para los restantes.

Pérdida de los beneficios (Art. 12).
Se establece como causal del incumplimiento en la ejecución de inversión, la situación de que el
contribuyente no hubiera invertido el monto correspondiente a la inversión, pero sí hubiera
ejecutado la totalidad de la misma, cumpliendo los objetivos sustanciales de ejecución y
operación del proyecto. La consecuencia establecida en este caso será la reliquidación de los
tributos (de corresponder) y el pago de los importes indebidamente exonerados por el
contribuyente (cuyo valor deberá actualizarse de acuerdo a la evolución de la unidad indexada
entre la fecha de vencimiento de la obligación tributaria y la de pago). Encomendándose a la DGI
el establecimiento del plazo para el pago de tales obligaciones.

Se elimina la sanción aplicable al contribuyente por la no comunicación a la COMAP en caso de
incumplimiento parcial de la ejecución de la inversión. En caso de incumplimientos totales de
los objetivos sustanciales de ejecución y operación del proyecto de acuerdo a lo dispuesto en la
resolución promocional, se establece como sanción por no informar a la COMAP dicho
incumplimiento, la reliquidación del total de los tributos indebidamente exonerados y el pago
de las multas y recargos correspondientes. Sin perjuicio de la reliquidación correspondiente, se
exceptúa de la obligación de informar establecida precedentemente, a los casos en que el
incumplimiento no supere el 15% (quince por ciento) de la inversión elegible.

Se establece que el incumplimiento en la obtención de los Indicadores comprometidos se
configura únicamente al final del cronograma de su cumplimiento, estableciéndose que el
control del nivel de cumplimiento de los compromisos de cada proyecto promovido se realiza al
finalizar el cronograma.

Márgenes de Tolerancia en la matriz de indicadores. (Art. 14)
Se modifica el margen de tolerancia en la matriz de los Indicadores, pasando del 10% (diez por
ciento) respecto a la obtención del puntaje asignado al proyecto de inversión, al 20% (veinte por
ciento) respecto a la obtención del puntaje proyectado elaborado por la COMAP.
A su vez, se establece que este margen se aplicará al puntaje total de la matriz de Indicadores
elaborada por la COMAP al finalizar el cronograma de cumplimiento de indicadores. Mientras
que en el Decreto 143/018 se establecía que dicho margen se aplicaba en cada ejercicio del
cronograma de compromisos y al cierre del mismo.

Se establece que en caso de que razones de fuerza mayor (debidamente fundadas) impidan el
cumplimiento del cronograma de Indicadores en la forma prevista al momento de presentación
del proyecto, la empresa podrá solicitar autorización para el corrimiento del cronograma. Se
establece que las empresas deben cumplir -en todos los casos-con los Indicadores
comprometidos por 3 ejercicios.

Exoneración del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas “IRAE” (Art. 17).
En lo relativo al monto de la exoneración de IRAE, se establece la determinación del mismo de
acuerdo al porcentaje de la inversión elegible que resulte de aplicar la matriz de Indicadores,
cuya elaboración compete a la COMAP. Eliminándose los criterios previamente establecidos
para la determinación de dicho porcentaje.

Se establece que el impuesto exonerado no podrá exceder el 100% del monto efectivamente
invertido y se aumenta el porcentaje exonerado de IRAE hasta el 90% del impuesto a pagar
(antes era del 60% y del 80% para empresas nuevas).

No obstante lo anterior, se establecen los siguientes tratamientos específicos:
1. Para proyectos de inversión presentados al amparo del Decreto hasta el 31 de marzo de
2021:se incrementa el porcentaje de exoneración de IRAE que surja de la aplicación de la matriz
de indicadores elaborada por la COMAP, en un 20%. Se establece que dicho incremento será
aplicable para inversiones ejecutadas hasta el 31 de diciembre de 2020 y siempre que las mismas
representen como mínimo el 75% de la inversión total comprometida del proyecto. Si finalizados
dichos plazos no se hubiera ejecutado el 75% de la inversión, se reliquidarán los tributos
indebidamente exonerados sin multas ni recargos, actualizados por la evolución de la Unidad
Indexada.
2. Las inversiones realizadas entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021, se
computarán a un 150% del monto invertido para el cómputo de la exoneración de IRAE.
Se establece que ambos beneficios transitorios pueden acumularse en el período comprendido
entre el 1ro de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

Plazo de Exoneración del IRAE (Art. 18).
Se modifica la forma de cálculo para la exoneración de IRAE. En este punto, el Decreto 143/018
determinaba el mismo como el mayor de entre, 4 ejercicios, o el que surgiera de la aplicación
de fórmulas matemáticas que tenían como centro de cálculo al porcentaje de la exoneración
otorgada.

El Nuevo Decreto encomienda a la COMAP el establecimiento de dicho plazo, estableciendo que
el mismo nunca podrá ser inferior a 4 ejercicios. Indicando que para dicho cómputo, se deberá
tener en cuenta el monto de la inversión y el puntaje proyectado de acuerdo a los e Indicadores
para realizar la evaluación establecidos en el Art. 5 del Nuevo Decreto y mencionados
precedentemente.

Se aumenta y se unifica el plazo por el cual las empresas pueden suspender el plazo de la
exoneración a 2 ejercicios (consecutivos o no) en todos los casos. El Decreto 143/018 establecía
que este plazo era de hasta un ejercicio, para casos que hubieran obtenido en la resolución de
promoción de la inversión un plazo de hasta 5 ejercicios, y de 2 ejercicios cuando se hubiera
obtenido un plazo de 6 o más ejercicios.

Otras exoneraciones fiscales (Art. 19).
El Nuevo Decreto modifica la exoneración de tasas y tributos a la importación y la deducción del
Impuesto al Valor Agregado (“IVA”) para empresas cuyos proyecto de inversión hubieran sido
declarados promovidos al amparo del Nuevo Decreto.

En este sentido, las exonera totalmente de tasas y tributos a la importación incluido el IVA sin
restricciones (el Decreto 143/018 exoneraba de IVA a la importación de bienes muebles de
activo fijo y materiales destinados a la obra civil promovida). También exonera de todo tributo
cuya aplicación corresponda en ocasión de la importación de bienes muebles de activo fijo y
materiales destinados a la obra civil promovida que no gocen de exoneraciones al amparo de
otros beneficios y siempre que hayan sido declarados no competitivos con la industria nacional.

En materia de deducción del IVA, establece la posibilidad de deducir dicho impuesto por la
adquisición de bienes muebles destinados al proyecto de inversión. Dicha deducción estaba
anteriormente limitada a la adquisición en plaza de materiales y servicios destinados a la obra
civil promovida.

Incentivos para micro y pequeñas empresas (Art. 20).
Se disminuye el adicional del beneficio de IRAE al 10% del monto de la exoneración calculada de
acuerdo al criterio establecido en el Nuevo Decreto (el monto del adicional bajo el régimen del
Decreto 143/018 era del 20%) .

Se elimina el requerimiento de la evaluación del número de personal ocupado al momento de
presentación del proyecto y la facturación anual de la empresa a los efectos de otorgar el
beneficio adicional de IRAE, requerido por el Decreto 143/018.

Quedamos a las órdenes por cualquier duda o consulta sobre los aspectos mencionados.

Documento elaborado por la Dra. Florencia Otero