Ley de manipulación manual de cargas

El pasado 18 de diciembre del 2020, el Poder Ejecutivo, promulgó la ley 19.927, por la cual pretende salvaguardar la salud de los trabajadores cuya actividad esté referida a la manipulación de objetos de gran peso.

Como primera medida, es dable señalar, que el ordenamiento uruguayo ya contaba con alguna regulación respecto a dicho tema. En efecto, en el año 2007, por Decreto Nº 423/007, el Poder Ejecutivo regulaba la manipulación de carga, pero lo hacía de forma más específica para cierto tipo de objetos mencionadas expresamente en su art. 1 como, por ejemplo, la bolsa de portland, harina, azúcar, arroz, todos con la característica de que no podrían superar los 25kg, ya que se entiende que las cargas que superen dicho peso podrían ocasionar perjuicios nocivos para la salud de los trabajadores.

En ese sentido, esta nueva ley viene a ampliar el régimen establecido en el decreto, ya sea desde un punto de vista material como subjetivo; además, más allá de otorgarle a este un rango legal, se le asigna una sanción en caso de incumplimiento. Ahora bien, yendo al análisis de la ley, en su articulo primero, define que se entiende cuando hablamos de “manipulación de cargas”. En tal sentido, lo define como “toda operación de transportes o sujeción de una carga por parte de uno o mas trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular dorso lumbares, para los trabajadores. Incluye la sujeción con las manos y con otras partes del cuerpo, como la espalda”.  Con respecto a dicha de definición, no provoca ninguna salvedad interpretativa ya que la misma es muy elocuente, pero, si es menester mencionar, que cuando se refiere a riesgos que pueda contraer el trabajador y luego menciona “en particular dolores lumbares”, dicha mención, indudablemente, es a título de ejemplo y es netamente para poner el acento en esa patología, que es la más común. Pero, no hay que descartar que haya manipulación de cargas cuando se provoquen riegos en la zona muscular, articulaciones e incluso cuando se generen riesgos para la zona ósea del trabajador, ya que el espíritu de dicha ley, según surge de la exposición de motivos, se pretende proteger al trabajador de todo tipo de patologías y no solo las lumbares.

Por otro lado, en su art. 2 se establece el ámbito material de la presente ley, ampliándolo, con respecto al Decreto Nº 423/007. En efecto, en el art 2 de la ley 19.927 establece que dicho objeto puede ser tanto bolsa o envase de cualquier composición y en ellas se engloban objetos fraccionables para la construcción, alimentación, fertilizantes, fitosanitarios, alimento animal u otro insumo de uso agropecuario, esto se diferencia con el Decreto Nº 423 que solo se preveía que el objeto material era solo para bolsas de portland, arroz, harina o azúcar. Lo que si ha quedado incambiado es el quantum del peso, establecido en 25kg.

Obligaciones para lo empleadores:

En otro orden, se establecen ciertas obligaciones a las cuales el empleador deberá cumplir, so pena de recaer en infracción. En primer término, se establece, en el art 3 de la presente ley, una obligación de “no hacer”, ya que se prohíbe al empleador a exigir o permitir que sus trabajadores manipulen manualmente objetos mencionados en el art 2 cuyo peso supere los 25kg. En segundo lugar, en el art 4, establece una obligación de “hacer”, en tanto dispone que, “el empleador deberá adoptar medidas técnicas y organizativas necesarias para la manipulación manual de las cargas a efectos de evitar riesgos para la salud de los trabajadores.”. A su vez, por intermedio de su art 5, se establece que los trabajadores deberán recibir una formación e información adecuada sobre la manipulación de cargas y sobre los riesgos que implica su incumplimiento, de la cual, se entiende que es a cargo del empleador.

Obligación para el trabajador:

La única obligación que la ley enmarca para los trabajadores la encontramos en el art.6, en cuento se dispone que el trabajador deberá respetar las orientaciones recibidas y deberá adoptar las medidas indicadas sobre la forma correcta de hacerlo, utilizando los medios adecuadas para la protección personal, el cual ha de ser provisto por el empleador.

Sanciones:

Finalmente, con respecto a las sanciones, según establece el art 7 y art 8 de la ley, el Poder Ejecutivo dispondrá por vía reglamentaría las medidas que considere pertinente a efectos de fiscalizar lo expresado y exigido por la ley. Asimismo, se establece que las infracciones que surjan por la contravención de la presente ley se le sancionará con amonestación, multa o incluso hasta clausura el establecimiento, el cual estará sujeto a la reglamentación que deberá efectuar el Poder Ejecutivo al termino de 180 días siguientes a la promulgación de la ley.

Documento elaborado por Paul Laborda.