Memoria Anual de la UIAF pone al Lavado de Activos en la Agenda Pública

Hace algunas semanas la UIAF publicó su Memoria Anual, haciendo una evaluación del año 2020 y planteando las metas y planes para el presente 2021.

Las UIAF es el órgano del BCU que tiene como función recibir y analizar las comunicaciones de operaciones sospechosas; y si lo considera, pasar a la justicia la información que recaba sobre dichas operaciones. Sus funciones abarcan el análisis de las comunicaciones efectuadas tanto por parte del Sistema Financiero como del No Financiero.

Este reporte ha vuelto a poner en la Agenda Pública el tema de la Prevención de Lavado de Dinero, generando cierto debate que invita a analizar y pensar acerca de la temática.

Como antecedente al mismo podemos mencionar que, Uruguay estuvo bajo evaluación del GAFILAT en 2019, el Organismo Supranacional Latinoamericano que supervisa a los países en la lucha contra el lavado de activos, financiamiento de terrorismo (en adelante “PLAFT”) en donde ya se había puesto de manifiesto diferencias en el estándar de cumplimiento de los obligados del Sistema Financiero frente a los que no son del sistema financiero.  En particular se observó, en esta instancia el bajo número de Reportes de Operaciones Sospechosas (“ROS”) particularmente en el sector de los sujetos obligados no financieros.-

El sistema de Prevención vigente promueve que los llamados sujetos obligados  le reporten a la UIAF los ROS o casos que llamen la atención para así esta pueda comenzar los procesos de investigación que puedan terminar en la justicia y sus eventuales procesamientos o condenas.

La Memoria Anual de la UIAF recientemente publicada viene a evidenciar los siguientes puntos:

  • 1.Efectivamente, los ROS bajaron 10% en 2020 respecto a 2019, siendo el 2o año consecutivo que bajan, ya lo habían hecho en 2019 respecto al año anterior. Una posible atribución de esta circunstancia puede deberse a la existencia de grandes escándalos de corrupción en la región que motivaron la existencia de mayores reportes. En concreto nos referimos a escándalos de corrupción como ser el de la FIFA, el Lavajato de Brasil o los Cuadernos K en Argentina, que junto al impulso que dio la aprobación de la Ley Integral de PLAFT en Uruguay, podrían explicar el crecimiento permanente de ROS hasta el año 2019.
  • 2.La Memoria de UIAF como decíamos separa al Sistema Financiero donde de hecho la cantidad de reportes fue la misma que en 2019, del Sector No Financiero donde la cantidad de reportes bajó un 54%.
  • 3.Dentro del Sistema Financiero, en realidad la estabilidad en los reportes la sostienen los Bancos, que incrementaron la cantidad de reportes siendo  que otros sectores disminuyeron los ROS presentados. En particular, el Reporte individualiza a los Intermediarios de Valores, que de tener una media un poco mayor a 20 reportes diarios hasta 2019, tuvo solo 9 en 2020. Este sector tuvo el año pasado 9 inspecciones, siendo después de los Bancos el sector que tuvo más actuaciones in situ de la UIAF. El comentario en la memoria es que la cantidad de ROS «no condice con su perfil de riesgo». Es de esperar que en 2021 se mantenga una política activa de inspecciones sobre dicho sector.
  • 4.En el Sector No Financiero las críticas que trae la Memoria son mayores. En primer lugar lo que ya mencionamos de la caída grande en cantidad de ROS, donde el número reportado en 2020 cae al nivel de 2016, siendo que en 2017 y 18 había tenido años de sostenido crecimiento. A ello debe agregarse que la Evaluación del GAFILAT como ya mencionamos, hizo hincapié no solo en una falta de entendimiento de los riesgos de LAFT en este sector sino que la cantidad de reportes ya le resultaba bajo en 2018, el año que fue evaluado. Obviamente la cantidad recibida en 2020 debería ser más preocupante a ojos del Organismo Internacional.

En cuanto a los motivos de dicha baja existen una serie de motivos que podrían estar influyendo:

  • 1.El año pasado comenzó la actual pandemia mundial provocando una baja de actividad que incluso afectó a los propios supervisores, la propia UIAF y la SENACLAFT. Ésta última es el Órgano Nacional que lleva adelante la Estrategia de País a nivel de lucha contra el LAFT y también quien supervisa al Sector no Financiero. Ambos organismos vieron afectadas las posibilidades de supervisión in situ el año pasado y eso sin dudas puede haber afectado a la hora de la cantidad de ROS realizados. Pero, aclara el informe de la UIAF, hay sectores como ser el Inmobiliario y por tanto el de Escribanos en lo que refiere a la actividad inmobiliaria, que no debería haberse visto afectados ya que la cantidad de operaciones finalmente no tuvo una baja importante respecto al año anterior. Tanto el Sector de Escribanos como el de Inmobiliarias tuvieron una cantidad de ROS incluso inferior a la que presentaron en 2016.
  • 2.El propio informe introduce como posibles causas los cambios que la LUC introdujo a la Ley Integral de PLAFT permitiendo que en operaciones realizadas a través del sistema financiero se pueda aplicar (si el análisis de riesgo lo permite), debida diligencia simplificada. Ello ha disparado en estas semanas una polémica pública entre colegas especialistas en la materia que han aparecido en los medios ya sea o ratificando esta postura, diciendo incluso que era de esperar que aconteciera, a otras voces más cautas.

En nuestra opinión, creemos que se da un mix de circunstancias, que podrían estar influyendo en forma concomitante a esta baja:

  • 1.La LUC pudo haber dado el mensaje de que si las operaciones pasan por el Sistema Financiero, el riesgo que existe es menor. En efecto, esto se establece literalmente en la modificación que se introdujo al art 17 de la Ley Integral. Sin perjuicio de lo anterior, la interpretación no debería ser concluyente dado que se deja en claro que se debe hacer análisis de riesgo y que hay factores que llevarían a debida diligencia intensificada aún realizándose vía el Sistema Financiero.
  • 2.Asimismo, entendemos relevante señalar que la UIAF a lo largo de 2019  mencionó en reuniones con Sujetos Obligados su preocupación por el carácter «defensivo» de los ROS (algo que también mencionaba el GAFILAT en su evaluación del país de 2019). Es posible que los Sujetos Obligados hayan también modificado su conducta intentando evitar ese tipo de ROS. No hay información en la Memoria respecto a la calidad de los ROS lo cual sería bueno que se incorporara en algún informe futuro.
  • 3.Durante el año 2021 se deberá efectuar una nueva Evaluación de Nacional del Riesgo, liderada por la Comisión Coordinadora contra el LAFT. Se trata de un análisis que los países deben realizar periódicamente para identificar las áreas que están sujetas a mayor riesgo de LAFT y ahí apuntar los mayores esfuerzos para minimizar los mismos. La última Evaluación fue hecha en el 2017 y los sectores identificados como de mayor riesgo fueron el Financiero, el Societario, el Inmobiliario y el de Zonas Francas. Ya han comenzado en estos días las reuniones (virtuales) de la Senaclaft, la UIAF y los distintos Sujetos Obligados No Financieros. En ellas se comenzará a gestar la Evaluación Nacional y allí será la oportunidad de los Sectores de mostrar a los Supervisores de qué forma están enfrentando las amenazas que existen o si se han controlado o mitigado los riesgos existentes. Desde BRAGARD estamos trabajando para poder colaborar con nuestros clientes en el perfeccionamiento de sus procesos y en la evaluación crítica de los resultados.
  • 4.La hipótesis de los ROS “reactivos” puede tener su sustento si se analiza el porcentaje de ROS que deriva efectivamente en la presentación de una denuncia penal por parte de la UIAF.

En efecto, si miramos las Memorias de los años resulta que:

Año 2016 2017 2018 2019 2020
ROS realizados 474 549 782 775 694
ROS enviados a Justicia 25 14 36 9 43
ROS Justicia/ROS Totales 5,2% 2,5% 4,6% 1,25% 6,2%

Hay una oscilación de año a año del porcentaje de ROS que terminan siendo enviados a la justicia pero, en definitiva, el porcentaje de ROS que termina en denuncias penales también es relativamente bajo.

En cuanto a lo que se viene en los próximos meses:

  • 1.Se está preparando una plataforma para que los Sujetos No Financieros puedan empezar a hacer los ROS en forma digital y no en forma manual como hoy en día. Este puede ser un factor que ayude a que se realicen en mayor cantidad que la actual, sin ninguna duda. El tener que presentarse en el BCU de forma física puede ser un factor de desincentivo.
  • 2.En aras de simplificar la gestión de los Sujetos Obligados,  se está evaluando que éstos puedan acceder a información que ya está en manos de la UIAF, como ser el Registro de Beneficiarios Finales de las Sociedades Comerciales.
  • 3.La Senaclaft ha confirmado estos días en reuniones con Comités formados con los Sujetos Obligados No financieros, que se están preparando tanto modificaciones en la Ley 19574 como en  el Decreto 379 que la reglamenta. Los cambios en la Ley seguramente agregaran más Sujetos Obligados a la lista actual, vinculados a la venta de autos de alta gama y embarcaciones marítimas.   En particular, en el sector Zonas Francas, se buscará una redacción alternativa al confuso artículo 76 que hace referencia a los Informes Circunstanciados. Existen dudas desde la aprobación del Decreto respecto a su correcta interpretación. También la mencionada Secretaría ha anunciado un Programa específico de Capacitaciones por área de Sujetos Obligados.

Cr. Diego Buela

Oficial de Cumplimiento