Requerimientos de información para Gestores de Portafolios

El Banco Central ha previsto una serie de requisitos de información específicos para los Gestores de Portafolios, quienes son definidos como personas jurídicas que, en forma profesional y habitual, administran las inversiones de terceros con arreglo a poderes de administración provistos por éstos, asesoran en valores, canalizan ordenes, referencian clientes a otras instituciones y elaboran informes relativos a los mercados de valores.

Los requisitos previstos se detallan a continuación:

Contabilidad y estados contables:

  • Al igual que otras entidades, se ha unificado para los gestores la fecha de cierre del ejercicio económico, que será el 31 de diciembre de cada año.
  • Dentro del plazo de 3 (tres) meses contados desde la finalización de cada ejercicio económico, deberán presentar:
    1. Estados contables consolidados anuales del grupo al que pertenece el gestor de portafolios, acompañados de Informe de Auditoría Externa, debidamente firmados. En los casos en que no corresponde consolidar, se deberá presentar declaración jurada indicando los motivos por los cuales el gestor no elabora estados contables consolidados.
    2. Estados contables individuales anuales, acompañados de Informe de Auditoría Externa, debidamente firmados por profesionales autorizados por BCU e inscriptos en el Registro de auditores Externos de esta Institución.
  • Información anual sobre los servicios prestados a clientes, de acuerdo con instrucciones que se impartirán.
  1. Declaración jurada indicando el valor de mercado de los activos bajo manejo al cierre de ejercicio.
  • Dentro del plazo de 2 (dos) meses contados desde la finalización del primer semestre de cada ejercicio económico: Declaración jurada indicando el valor de mercado de los activos bajo manejo al cierre del semestre.

Cr. Jorge Baglivo

Auditoria Externa

LACCA Approved 2021

Decreto establece flexibilizaciones al régimen de residencia fiscal en Uruguay en materia de inversiones.

Con la finalidad de promover la inversión extranjera, el Poder Ejecutivo publicó el pasado 11 de junio, un Decreto que flexibiliza los requisitos para que extranjeros puedan obtener la residencia fiscal en Uruguay en mérito a inversiones realizadas en el país. Con fecha 17 de junio de 2020 se emitió nuevo decreto precisando el alcance, por lo expuesto, aclaramos la información oportunamente enviada.

Se permite obtener la residencia fiscal en Uruguay a aquellos extranjeros que realicen las siguientes inversiones en Uruguay:

  1. Inversiones en bienes inmuebles.

El inversor deberá cumplir acumulativamente las siguientes condiciones:

(i) que tengan un valor superior a 3.500.000 Unidades Indexadas (aproximadamente USD 370.000 al día de hoy), disminuyendo considerablemente el monto requerido hasta la fecha (aproximadamente USD 1.600.000);

(ii)  que sean realizadas a partir del 1° de julio de 2020; y

(iii) que el inversor registre una presencia efectiva en Uruguay de al menos 60 (sesenta) días durante el año civil.

  1. Inversiones directas o indirectas empresas.

El inversor deberá cumplir acumulativamente las siguientes condiciones:

(i)  que tenga un valor superior a 15.000.000 Unidades Indexadas (aproximadamente USD 1.590.000 al día de hoy), disminuyendo también significativamente el monto requerido a la fecha (aproximadamente USD 4.800.000);

(ii)  que la inversión se realice a partir del 1° de julio de 2020; y

(iii) que se generen al menos 15 (quince) nuevos puestos de trabajo directo, en relación de dependencia y a tiempo completo durante el año civil. Se computará la inversión acumulada desde el 1° de julio de 2020 y hasta la finalización del año civil correspondiente.

Es importante mencionar que se elimina para estas inversiones el requisito hasta entonces solicitado de que las actividades y/o proyectos realizados por la empresa hubieran sido declarados de interés nacional.

Documento elaborado por la Dra. Agustina Bomio

Proyecto de Ley propone nuevos beneficios fiscales aplicables a quienes cambien su residencia fiscal a territorio uruguayo

Siguiendo con la línea de generar beneficios para incentivar la inversión y la radicación en el país, el Poder Ejecutivo remitió a la Asamblea General el pasado 15 de junio, un proyecto de Ley que modifica dos artículos que regulan el régimen tributario aplicable a las personas físicas que cambien su residencia fiscal para el territorio uruguayo. Modificando los Artículos 6BIS y 26 del Título 7 del Texto Ordenado, referentes al Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF).

Actualmente, las personas que cambien su residencia fiscal al territorio uruguayo, tienen la posibilidad de tributar el Impuesto a la Renta de los No Residentes (IRNR) por sus rentas derivadas de rendimientos de capital mobiliario del exterior, por el año en que se configura la residencia más un período de cinco ejercicios anuales (lo que se conoce como “período ventana”).

A estos efectos se entiende por rendimientos de capital mobiliario del exterior a aquellas rentas en dinero o en especie provenientes de depósitos, préstamos y en general de toda colocación de capital o de crédito de cualquier naturaleza.

El proyecto de Ley realiza concede a la persona física que realice el cambio de residencia fiscal a territorio uruguayo a partir del ejercicio fiscal 2020, la posibilidad de optar entre cualquiera de las siguientes posibilidades:

  1. i) ejercer la opción de tributar IRNR por sus rentas de capital mobiliario del exterior, extendiendo el período ventana de seis a 11 ejercicios; o
  2. ii) optar por tributar IRPF por sus rentas derivadas de rendimientos de capital mobiliario del exterior a una tasa reducida del 7% sin que este beneficio este limitado en el tiempo.

 

  ACTUAL BENEFICIO NUEVO BENEFICIO PROPUESTO
Persona física se vuelve residente fiscal en el país. Se extiende plazo de beneficio del “período ventana”. No tributa por sus colocaciones de capital en el exterior por un período de 6 años (incluyendo el año en que se adquiere la residencia) No tributa por sus colocaciones de capital en el exterior por un período de 11 años (incluyendo el año en que se adquiere la residencia)
Persona física se vuelve residente fiscal en el país. Se reduce tasa aplicable pero no se limita beneficio en el tiempo.   Puede optar por tributar Impuesto a la Renta a las Personas Físicas a una tasa del 7% por los rendimientos de capital mobiliario del exterior. Esta opción no se encuentra limitada en el tiempo.

Por otra parte, proyecto de Ley permite a quienes ya hubieran ejercido la opción de tributar IRNR por sus rendimientos de capital mobiliario del exterior, extender el período ventana a once ejercicios descontando los qua ya hubieren transcurrido.

 

Dra. Agustina Bomio

Departamento Fiscal

 

 

 

 

 

  

Decreto relevante en materia de residencia fiscal en Uruguay

Decreto del Poder Ejecutivo establece flexibilizaciones al régimen de residencia fiscal en Uruguay en materia de inversiones.

Con la finalidad de promover la inversión extranjera, el Poder Ejecutivo publicó el pasado 11 de junio, un Decreto que flexibiliza los requisitos para que extranjeros puedan obtener la residencia fiscal en Uruguay en mérito a inversiones realizadas en el país.

El Decreto permite obtener la residencia fiscal en Uruguay a aquellos extranjeros que realicen las siguientes inversiones en Uruguay:

  1. Inversiones en bienes inmuebles.

El inversor deberá cumplir acumulativamente las siguientes condiciones:

(i) que tengan un valor superior a 3.500.000 Unidades Indexadas (aproximadamente USD 370.000 al día de hoy), disminuyendo considerablemente el monto requerido hasta la fecha (aproximadamente USD 1.600.000);

(ii)  que sean realizadas a partir del 1° de julio de 2020.  También se considerarán a estos aquellas inversiones realizadas con anterioridad a dicha fecha, cuyo costo fiscal (valuado de acuerdo a la normativa del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF)) supere las 3.500.000 Unidades Indexadas; y

(iii) que el inversor registre una presencia efectiva en Uruguay de al menos 60 (sesenta) días durante el año civil.

  1. Inversiones directas o indirectas empresas.

El inversor deberá cumplir acumulativamente las siguientes condiciones:

(i)  que tenga un valor superior a 15.000.000 Unidades Indexadas (aproximadamente USD 1.590.000 al día de hoy), disminuyendo también significativamente el monto requerido a la fecha (aproximadamente USD 4.800.000);

(ii)  que la inversión se realice a partir del 1° de julio de 2020; y

(iii) que se generen al menos 15 (quince) nuevos puestos de trabajo directo, en relación de dependencia y a tiempo completo durante el año civil. Se computará la inversión acumulada desde el 1° de julio de 2020 y hasta la finalización del año civil correspondiente.

Es importante mencionar que se elimina para estas inversiones el requisito hasta entonces solicitado de que las actividades y/o proyectos realizados por la empresa hubieran sido declarados de interés nacional.

Dra. Agustina Bomio

URUGUAY AMPLIÓ EL ELENCO DE EXTRANJEROS AUTORIZADOS A INGRESAR AL PAÍS

El pasado 24 de marzo, el gobierno uruguayo, ante la llegada del virus, COVID – 19, mediante Decreto No. 104/2020, prohibió del ingreso a nuestro país de ciudadanos extranjeros provenientes de cualquier lugar, salvo ciertas excepciones que fueron indicadas expresamente en el referido texto.

En definitiva, conforme a la citada norma, solamente estaba permitido el ingreso al país de ciudadanos uruguayos y de residentes uruguayos que estuvieran en el exterior, salvo ciertas excepciones.

Ante la evolución favorable que ha tenido la pandemia en nuestro país y luego de haberse evaluado las medidas adoptadas, el gobierno decidió modificar el texto normativo anteriormente citado, ampliando el elenco de excepciones.

En tal sentido, a partir del día 2 de junio, podrán ingresar al Uruguay extranjeros: (i) que acrediten situaciones debidamente justificadas de reunificación familiar con padres, cónyuges, concubinos, hijos solteros menores o mayores con discapacidad; (ii) que acrediten situaciones humanitarias no previstas en el decreto anterior, las que deberán ser gestionadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores ante la Dirección Nacional de Migración (en adelante “la DNM”); y (iii) que deseen ingresar transitoriamente con fines laborales, económicos, empresariales o judiciales debiendo gestionar dicho permiso ante la DNM el que deberá fundarse en razones de necesidad impostergable.

Dra. Mercedes Nin Algorta

REQUISITO PARA RESIDENCIA MIGRATORIA

Los nacionales de los siguientes países: Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela, Suriname y Guayana, que deseen radicarse en Uruguay indefinidamente podrán aplicar para la obtención de residencia legal MERCOSUR, no siendo necesario para ello la acreditación de ningún tipo de remuneración y/o retribución proveniente de cualquier tipo de actividad ya sea ésta prestada en régimen de dependencia o independencia. Tampoco es necesario acreditar la percepción de ningún tipo de ingreso como puede ser la percepción de una renta o de una jubilación. Todo ello por cuanto el Ministerio de Relaciones Exteriores (en adelante “MRREE”), organismo encargado de tramitar y aprobar la residencia legal MERCOSUR, al iniciar la residencia, no exige la acreditación de medios de vida.

En definitiva, basta con que los nacionales de los países mencionados anteriormente, presenten ante el MRREE su documento de identidad, los antecedentes penales de el o de los países donde hubiere vivido durante los últimos cinco años apostillados (traducidos de ser necesario) y con el carnet de vacunación para que puedan aplicar para la residencia legal MERCOSUR, no siendo necesario la presentación de medios de vida.

Sin embargo, aquellos interesados que no sean nacionales de los países mencionados anteriormente, en caso de querer radicarse definitivamente en Uruguay deberán aplicar para una residencia legal que se tramita ante la Dirección Nacional de Migraciones, debiendo el interesado presentar medios de vida los que deberán indicar la percepción de ingresos los que son suficientes para su manutención en el país, ya sea porque consiguieron un trabajo en el país (en régimen de dependencia y/o independencia) o porque perciben una jubilación o una renta.

Dra. Mercedes Nin Algorta

 

INCREMENTO TRANSITORIO DE LOS BENEFICIOS TRIBUTARIOS DE LA LEY DE PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE INVERSIONES

Con fecha 26 de mayo de 2020, se aprobó el Decreto con la finalidad de incrementar los beneficios tributarios asociados a los Proyectos COMAP e incentivar la realización de inversiones.

El Decreto, por un lado, otorga incentivos tanto a los proyectos que están en trámite (aprobados bajo los decretos números 2/012 y 143/018); y por otro lado, genera beneficios adicionales para la presentación de nuevos proyectos.

En concreto, se establece que las inversiones realizadas entre el 1 de enero de 2009 y el 28 de febrero de 2019 se computarán por el 120% (ciento veinte por ciento) del monto invertido en virtud del proyecto COMAP; y las inversiones realizadas entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021 se computarán por el 150% (ciento cincuenta por ciento) del monto invertido.

Asimismo, se incentiva la presentación de nuevos proyectos en tanto se dispone un incremento del 20% (veinte por ciento) en el resultado de la matriz para los nuevos proyectos que se presenten entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021. El beneficio está sujeto a la efectiva realización de al menos el 75% (setenta y cinco por ciento) de la inversión comprometida antes del 31 de diciembre de 2021.

Para los proyectos que están computando exoneración en este ejercicio se dispuso la posibilidad de suspender por un año el plazo de exoneración; esto es relevante en tanto se estima que muchas empresas no tendrán renta para usufructuar los beneficios generados por los proyectos ejecutados.  Por otra parte, se faculta a las empresas que si tienen renta a que computen la exoneración del IRAE hasta por el 90% (noventa por ciento) del impuesto a pagar, es decir, se faculta un mayor porcentaje de uso de la exoneración.

El uso de cualesquiera de estas facultades deberá ser informado por la empresa en la presentación de la información de control y seguimiento a la cual refiere el artículo 11 del decreto 455/007.

Departamento Tributario.

 

 

DGI emite nueva Resolución para flexibilizar tributos

La DGI emitió una nueva Resolución Nº 898/2020 del 20 de mayo, que establece nuevos métodos de financiación para determinadas obligaciones tributarias tributos.

  1. Se establece para los meses de abril y mayo flexibilización en los siguientes impuestos mensuales:
  • Pagos a cuenta o anticipos del IRAE
  • Pagos a cuenta o anticipos del IP
  • Pagos a cuenta o anticipos del IP

La flexibilización del mismo dependerá de los ingresos de las empresas. Adjuntamos cuadro para cada mes:

Para el mes de abril 2020:

  • Entre 0 y UI 2.000.000 ($ 9.070.400): En dos cuotas iguales y consecutivas a partir del mes de junio 2020.
  • Entre UI 2.000.000 ($ 9.070.400) y UI 6.000.000 ($ 27.211.200): La totalidad en el mes de junio 2020.

Para el mes de mayo 2020:

  • Entre 0 y UI 2.000.000 ($ 9.242.600): En dos cuotas iguales y consecutivas a partir del mes de junio 2020.
  • Entre UI 2.000.000 ($ 9.242.600) y UI 6.000.000 ($ 27.727.800): La totalidad en el mes de junio 2020.

Los venvimientos para los meses establecidos son los siguientes:

  • Para empresas CEDE o GC seran los días 22 de junio y 22 de julio
  • Para las empresas NO CEDE serán los días 25 de junio y 27 de julio
  1. Se flexibiliza el pago de IRPF correspondiente a servicios personales por el bimestre marzo – abril de 2020. Los mismos podrán ser abonados conjuntamente con los anticipos del bimestre mayo – junio de 2020. Esto sería el día 27 de julio.
  2. Los contribuyentes literal E) del art. 52 del Título 4, podrán abonar las obligaciones de abril 2020, en seis cuotas iguales y consecutivas, conjuntamente con las que correspondan a los meses de junio a noviembre 2020.

Documento elaborado por la Cra. Luciana Mantero.

IFRL1000 reconoce una vez mas nuestro trabajo